El Hotel

El Rey Moro está situado en pleno centro histórico de la ciudad, en un espléndido edificio palaciego del siglo XVI y en la zona más monumental de Sevilla, como es el Barrio de Santa Cruz.

Es propiedad del matrimonio sevillano formado por Victor Soriano y Helena Valenzuela, quienes han sabido impregnar al hotel de una calidez en el ambiente que hace que el huésped goce de una paz y sosiego que le hará olvidar que está alojado en pleno centro de esta ciudad milenaria.

Las obras de remodelación de este edificio supusieron cinco años de trabajo intensivo. Las habitaciones son todas diferentes y se distribuyen alrededor de un precioso patio presidido por una pequeña fuente árabe de principios del siglo X, que apareció enterrada en la obra y que ahora, una vez restaurada, ha recuperado su particular murmullo del agua.

Todo ha sido decorado por la esposa de este matrimonio. Las habitaciones cuentan con piezas únicas procedentes de lugares exóticos, y otros muebles han sido fabricados por artesanos andaluces. En este hotel se ha cuidado hasta el último detalle, lo que lo convierte en un lugar encantador y lleno de magia, de donde no le apetecerá salir pero, si lo hace, estará deseando volver para disfrutarlo.